viernes, 10 de noviembre de 2017

Visita Hacienda de Guzman

El pasado martes 7 de noviembre, 
hicimos nuestra primera excursión como 
niños y  niñas de Primaria. 

Una primera vez para muchas cosas divertidas. 
Aunque el día comenzó con la espera del autobús
pudimos comprobar que mereció la pena.

















 Un divertido viaje en autobús lleno de risas
algunas canciones y nervios por llegar. 

Al llegar nos esperaban personajes que 
nos acompañarían en los diferentes talleres.

Comenzamos con una cata de aceites. 
Una primera vez donde se sucedieron caras 
divertidísimas según olían, probaban y aspiraban. 









Tenían que anotar si les había gustado o no.






Resultados y opiniones de la cata.
Nos explican la importancia del aceite en nuestra dieta diaria.
Dos compañeros, de nuestra clase salió Ángela,
crearon un desayuno saludable.

Nos explican el proceso para obtener aceite.
Y de primera mano y por equipos, majamos
con diferentes técnicas para obtener nuestro
primer aceite.


















A continuación, hacemos un recordatorio de la 
importancia del reciclado. 
Y ayudamos a la científica en  esta tarea. 




Y llegó la hora de realizar un experimentos 
como auténticos científicos.
Y como científicos, nos juntamos por equipos.


















Echamos detergente de lavavajillas, aceite y agua. Y comprobamos
que el aceite se queda arriba, el detergente abajo y el agua en el centro.
¿Alguien se acuerda por qué?

¡¡¡Exacto !!! Por la diferencia de densidades.
Sois unos auténticos científicos.


De un taller a otro, disfrutamos también de
los compañeros.





Viajamos de un salto al Siglo XVII y visitamos la almazara antigua,
y nos explican de forma muy sencilla como conseguían el
aceite antiguamente.






El molino de muela. ¿Alguien se acuerda por qué se llama así?
¡Exacto! porque como dos muelas estrujan las aceitunas.



Aquí llegamos al último taller, donde nos explican de manera muy lúdica
las diferentes técnicas para obtener las aceitunas del olivo. 




Ha sido una excursión fantástica. 
Hemos disfrutado con los compañeros, hemos probado un pan con un aceite 
de primerísima calidad. E incluso algunos han descubierto
que les encanta el pan con aceite.